desguaces madrid Central de recogidas, bajas y recambios en Madrid

Consejos y recomendaciones sobre mecánica

Averías que suelen dejar el coche para el desguace

Hay una serie de averías que dependiendo de los años, de la marca y modelo del vehículo es más recomendable dejarlo en el desguace antes de realizar su reparación. Vamos a comentar algunas de ellas, para ver sus detalles pulse sobre cada una de las averías. 







  • Falta de aceite en el motor

    Debido a su importancia, si circulamos sin aceite por un largo periodo de tiempo, corremos el riesgo de "gripar" el motor, ya que el aceite hace posible la lubricación de las piezas más importantes y por consiguiente sería un completo desastre. Entre otros elementos podemos mencionar que dañarían los pistones, cigüeñal, bielas, árbol de levas, depresor, etc. 

    La reparación sería muy costosa y entre las opciones estarían la de reparar el motor por completo (muchas horas y materiales por valor mínimo de 800€ como media). Otra alternativa sería la de cambiar el motor un recambio de segunda mano o reconstruido, estando los precios sobre los 1200€ como mínimo. También tendríamos la opción de dejarlo en el desguace y comprarnos otro vehículo. 

  • Sobrecalentamiento del motor

    Si no tenemos agua en el circuito de refrigeración del motor producto de una pérdida de agua que no hemos reparado, se quemaría la junta de la culata y por lo tanto, ya no sería estanca. 
    Si siguiéramos conduciendo aún viendo que la temperatura es alta, provocaríamos que la culata se arqueara debido a la temperatura y serían dos averías independientes. 

    Además, provocaríamos que los pistones quedaran cogidos a las camisas de los cilindros, con el consiguiente "gripado" del motor, obligándonos a detener el vehículo. 

    En este caso la reparación es muy costosa y significa una gran cantidad de tiempo, por lo que en casos determinados vale la pena dar de baja el vehículo. 

  • Rotura de la correa de distribución

    La rotura de la correa de distribución es una avería muy común y generalmente se debe –en la mayoría de los casos- a la ausencia de revisiones periódicas. Si se hicieran dichas revisiones y se efectuaran los cambios pertinentes a su debido tiempo es muy raro que esta avería pueda producirse, aunque no imposible. 

    La reparación suele ser costosa ya que cuando se rompe la correa de distribución afecta a las válvulas, pistones y culata. En este caso, habría que cambiar todas las válvulas, hacer un reajuste de la culata y, en su caso, sustituir los pistones afectados. Su reparación es cara en cuanto a materiales y mano de obra, costando como media 900€. 

  • Inyectores de combustible diésel

    Una avería de inyectores de combustible diésel pasa de ser un mero fallo a convertirse en un problema serio cuando los inyectores tienen fugas, ya que posiblemente no nos demos cuenta al principio. Si tenemos dichas fugas y el motor está revolucionado, pueden llegar a perforarse los pistones por lo que se tendría que hacer una reparación del motor completo. Como media la reparación tiene un coste mínimo de unos 800€. 

  • Grietas en el bloque motor

    Esta avería es poco común aunque puede darse el caso, sobre todo en climas fríos y por tener el anticongelante del motor en mal estado o con poco grado de protección. 

    Hay que tener en cuenta de que si no disponemos de un buen anticongelante en lugares donde la temperatura baja de cero grados, puede suceder que se congele el refrigerante y al expandirse puede producir la rotura del bloque motor, radiador e incluso manguitos de agua. 

    Al ser el bloque la pieza donde van todos los elementos móviles del motor, habría que cambiar el mismo y volver a poner las piezas no afectadas. Por consiguiente, es mucha mano de obra más el bloque motor, lo que significa un desembolso mínimo de 900€. 


Fuente imagen: Flickr @ Deaquella manera

Regresar a Mecánica
Go to top of page